Foto: Tom Escobar

Entrevista a Pasado Verde

A pocos días de la presentación oficial de su tercer material Fuego y Flora, conversamos con una de las bandas locales del año.

La agenda de Pasado Verde por estos días es una dedicación 100% a la banda; entre ensayos para lo que sucederá este viernes en N8, su presentación en la Fiesta de Cerveza, muchas notas con otros medios y más ensayos, resulta difícil encontrarlos libres. Y esta semana es también una analogía del año del grupo, con muchas presentaciones en lugares chicos, medianos y grandes festivales; el trabajo en equipo muestra sus resultados en el tercer trabajo «Fuego y Flora» (el primero con la formación actual, los premios, el presente y lo que vendrá.

Foto: Josefina López · josefinalopezfotografia.tumblr.com

DiscoTeQuiero: Esta presentación de «Fuego y Flora» los encuentra (más allá de los cambios de formación) con algo más de 10 años como banda ¿Cuando escuchan su primer material reconocen a esa banda?
Pasado Verde:
Si porque ha sido un proceso muy natural, de maduración. Esos 10 años nos agarran desde los 16/17 (años), fervor de la adolescencia, entonces el cambio en la forma de escribir o componer era obvio que iba a sufrir una transformación, no lo sabíamos porque no teníamos idea que íbamos a seguir tocando por tantos años, pero ahora miramos para atrás y lo entendemos.

DTQ: Se los escucha alejados del sonido urgente ¿fue algo premeditado? ¿alguna influencia para declarar?
PV:
Creo que es resultado de crecer, en todos los aspectos. Tal vez cuando arrancamos con la banda era un hobbie, pero pasa el tiempo, seguís escribiendo, ensayando, tocando, y te das cuenta de lo importante que es la música y la banda. Escribimos de lo que nos pasa, y obviamente lo asuntos que nos generaban intriga a los 17 no son los mismos que cuando estás llegando a los 30. Y si hablamos de influencias, pff, hay tanto, escuchamos mucha música, nos pasamos discos, leemos, investigamos quien mezcló, quien grabo o que usaron las bandas que nos gustan.


Escribimos de lo que nos pasa, y obviamente lo asuntos que nos generaban intriga a los 17 no son los mismos que cuando estás llegando a los 30.

DTQ: Como banda del interior muchas veces cuesta hacerse de un público propio en estos últimos 3 años creen que lo están pudiendo lograr…
PV:
Creemos que sí, y en parte se debe a tocar mucho, no encerrarse, tocar con otras bandas, de otros estilos, ser pro-activos, participar de cualquier tipo de convocatoria para recitales, acercar carpetas a productores y municipios etc. En la fiesta de la cerveza nos pasó algo muy lindo, luego del reci nos escribió mucha gente contándonos que le había encantado la banda y que no nos conocían o no nos había escuchado nunca. Siempre hay alguien nuevo por llegarle.

DTQ: Si tuvieran que dar un consejo a otras banda del interior…
PV:
No esperen que los llamen, que se adelanten a las situaciones, que se pongan objetivos cortos y realizables. Tener una banda no termina cuando salís de ensayar o cuando hace un fanpage en facebook. Mientras más te movés, generás y participás más posibilidades hay. Manejarte igual en un festival como en un reci en una casa, con humildad, profesionalismo y respeto.

DTQ: Pasaron algunos meses desde el lanzamiento de «Fuego y Flora», tuvieron la posibilidad de tocarlo en varios lugares ¿Cómo se sienten ustedes con este disco?
PV:
Es un disco que nos divierte mucho tocarlo, pasaron muchos años desde su antecesor («Fuimos y seremos») entonces teníamos muchas ganas de tocar material nuevo. Y nos pasó, antes de largarlo, que había gente que ya se iba aprendiendo los temas nuevos solo por ir a los recis.

Es la primera vez que laboran con un productor ajeno a la banda ¿Cómo fue que dieron con Nicolás Riquero?
PV:
A Nico lo conocemos hace mucho, casi desde el inicio de la banda, también compartimos alguna vez un proyecto musical. Decidimos darle una vuelta de rosca a la composición sobre todo antes de entrar a grabar a Fader donde el nos grabó y mezcló. Fue muy interesante el laburo porque Nicolás viene de otro palo de la música, está mucho más familiarizado con la música latina, el reggae, ska cumbia etc, entonces cuando nos metimos en la producción de algunos temas, todo lo que aportaba lo hacía sin ningún tipo de yeite propio de nuestro estilo. Estamos muy contentos de haber laburado con el, queremos que se repita.


Cuando se labura para la banda se labura en grupo crea el amor por el proyecto y por ende afianza lo vínculos.

DTQ: En otras entrevistas han dicho que sus canciones son como una escenas o situaciones ¿Qué escena podría ser una buena analogía para representar este disco?
PV:
Este disco lo relacionamos siempre con lo que sale luego del caos, del desorden o del miedo y tiene una relación muy particular con la montaña, creo que una linda analogía podría ser la escena de «El Aura» donde Darín está sentado y pasa de la tristeza de su habitación a un hermoso bosque patagónico, al aire libre, sin preocupaciones o intenciones de saber que va a pasar después.

DTQ: ¿De gira o en el estudio?
PV:
Son situaciones diferentes, si bien todavía no hemos salida mucho de gira, hay un cierto grado de euforia en esa circunstancia. El estudio es mucho mas personal, un periodo en una banda más introspectivo y de mucha dedicación, creo que nos gusta mas esa parte.

Pasado Verde en su presentación en la Fiesta de la Cerveza · Foto: Gor Monton

DTQ: Desde «Fuimos y Seremos» a «Fuego y Flora» hubo algunos cambios en la formación pero se los escucha sólidos ¿a qué se lo atribuyen?
PV:
La constancia, no solo en los ensayos, sino también en el laburo que rodea tocar en una banda independiente hoy por hoy, hay muchas aristas. Desde lo más importante, como la composición, hasta lo menos atractivo como la parte administrativa, por decirlo de alguna manera. Cuando se labura para la banda se labura en grupo, eso crea el amor por el proyecto y por ende afianza lo vínculos.

DTQ: ¿Están conformes con lo que consiguieron como banda hasta ahora?
PV:
Este año ha sido muy zarpado, nos ponemos objetivos cortos, el de este año era tratar de tocar en festivales grandes y laburamos para eso. El año que viene queremos salir fuera de la provincia, llegar a Córdoba y Buenos Aires. Vamos de a poco, lento, pero seguro.