Fotografía: José Ignacio Severin

Freddy Mamani, arquitectura de altura

Es el creador de la Arquitectura Andina y su trabajo hace ruido en todo el mundo.

Desde niño, Freddy (1971) asistía a su padre con su trabajo. Fue ahí cuando conoció el oficio de la albañilería, con el cual ayudó a su familia y el que lo llevó a convertirse en un reconocido ingeniero y arquitecto. El Alto, la ciudad más poblada y más pobre de Bolivia; como así también la más alta del mundo (con 4.070 metros), es donde trabaja en más de 60 proyectos 😮.

Fotografía: José Ignacio Severin

Mamani, su familia y la mayoría de la población de El Alto, forman parte de los Aymara (pueblo originario de América del Sur que ha sido castigado desde tiempo inmemorables por diversas conquistas y saqueos). Dentro de su ámbito familiar estudiar ingeniería civil no era bien visto, dado que era considerada “una carrera para los ricos”, al igual que arquitectura. Pero pudo finalizar sus estudios y supo hacer uso de la cultura de sus raíces para crear un lenguaje de diseño propio.

La idea de darle vida y llenar de colores su ciudad natal, que poseía una imagen monótona, fue uno de los motivos que llevó a Mamani a convertirse en el precursor de la afamada Arquitectura Andina.

Como todo lo que rompe el molde, la Arquitectura Andina fue resistida por arquitectos conservadores; quienes catalogaron el trabajo de Freddy como kitsch, y denominaban despectivamente “cholets” (un juego de palabras entre chalet y cholo) a sus construcciones. En declaraciones al diario chileno La Tercera decía al respecto «Recibí críticas destructivas, pero para mí fueron un empuje a defender más la Arquitectura Andina. Decían que un ingeniero no podría transformar una ciudad, así que hace tres años me titulé de arquitecto, y ya no pudieron seguir hablando».

Me baso en los tejidos indígenas y en la iconografía geométrica de estas ruinas. Quiero revalorizar nuestra cultura y llevarla a mi ciudad, que tenía una arquitectura muy dormida. Para mí El Alto es como un Tiahuanaco moderno.

Lo que en un comienzo empezó siendo algo de algunos pobladores de clase media de El Alto se fue expandiendo hacia otros puntos, con proyectos en Perú y Brasil. Freddy planea llevar su particular mezcla de texturas andinas, colores vistosos y curvas sacadas de películas de ciencia ficción, a cada vez más rincones; y es por ello que su obra ha llamando la atención de medios extranjeros como The New Yorker, The Guardian, The Washington Post, BBC.

Freddy Mamani estará presente en la 16ª edición de TRImarchi, el encuentro de diseño más importante del mundo, que se realizará en Mar del Plata del 14 al 16 de Octubre.